Crecimiento e inclusión social en los territorios rurales-urbanos de México

Sobre México. Temas de Economía. Nueva Época, año 1, núm. 1, enero-junio 2020, pp. 5-31.

Por: Isidro Soloaga

Partiendo de una clasificación de los espacios geográficos en territorios funcionales, que toman en cuenta la importancia de las áreas urbanas, de la actividad económica y de su relación con el entorno, este estudio avanza en identificar los factores asociados al crecimiento y a la inclusión. La parte descriptiva muestra que casi el 15% de la población mexicana vive en territorios rurales aislados, la mayoría de ellos con acceso limitado a servicios de calidad, y que sólo el 26% de esta población vive a menos de 90 minutos de localidades de 100 mil habitantes o más. El análisis para el año 2010 cuantificó el gradiente por el cual los mejores niveles relativos del capital humano y el acceso a bienes y servicios aumentan a medida que va creciendo el tamaño poblacional de las cabeceras de los territorios funcionales. Al analizar el período 2000-2010 se encontró que una estructura productiva menos intensiva en actividades agropecuarias y agro-industriales, una mayor disponibilidad de bienes y servicios públicos, así como indicadores más altos de aglomeración, se relacionan con dinámicas territoriales de crecimiento económico no-incluyente (con aumento de la desigualdad y/o de los niveles de pobreza). Por el contrario, una inclinación mayor a actividades agropecuarias y agroindustriales y mejores instituciones y gobierno resultaron estar asociadas a dinámicas de crecimiento incluyentes. Estos dos resultados fueron obtenidos tanto en modelos de regresión lineal como en modelos probit.

Encuentra el artículo completo en: https://sobremexico-revista.ibero.mx/index.php/Revista_Sobre_Mexico/article/view/68

Lo más reciente

Comentarios

El email no será publicado. Campos obligatorios *